Meditación activa y pasiva

por admin en 08/07/2010
Técnicas

 

Si bien hay muchas formas diferentes de meditación sólo hay dos tipos diferentes, la meditación activa y la pasiva.

La meditación activa – este tipo de meditación se relaciona con nuestra vida cotidiana y todo lo que hacemos en ella, como caminar, comer, correr, trabajar y relajarse. El objetivo del mismo es estar en un estado totalmente relajado, mientras que avanzamos en nuestra vida día a día.

La meditación pasiva – esta es la forma común en que la persona va a tomar el tiempo de su rutina diaria para la práctica de meditación, se trata de la persona sentada en una de las posturas comunes y se centra en una de las técnicas de meditación.

Existen muchas técnicas diferentes de meditación pasiva aunque todas ellas aspiran a la misma meta, para detener la mente y que esta divague con el objetivo. Básicamente, existen pasos para lograr este objetivo, estos son:
Introversión – se trata de calmar la mente y lo que sea receptivo canalizarlo dentro de su cuerpo.

* Auto-realización, una vez logrado este paso sabremos cómo alcanzar la realización de nuestro ser y la parte que jugamos en la vida, esto nos conduce a la iluminación. La iluminación es difícil de explicar a alguien que nunca ha alcanzado las escalas, es una sensación diferente a cualquier otra, el cuerpo y la mente está en reposo total y en paz, el cuerpo puede sentirse muy pesado o ligero, casi como si no estuviera allí, y la mente se siente libre y es cristalina sin problemas, miedos o preocupaciones. Las personas que han estado meditando durante años se esforzarán por lograr este objetivo, algunos lo logran más fácilmente que otras personas.

* Siéntese en una silla con soporte para los muslos en una posición relajada, su espalda recta y la cabeza alineada con su columna vertebral.

* Comience a tomar respiraciones por la nariz y exhale por la boca, concentrándose en la respiración, sienta lo que está en su cuerpo y sienta lo que salga de su cuerpo.

* Permita que todos sus pensamientos, sentimientos y preocupaciones se evaporen, mientras usted se concentra en su respiración.

* Si usted practica esto durante 10 minutos todos los días poco a poco se dará cuenta de que podemos dejar que los malos pensamientos no influyan en nuestra mente y nos concentremos solo en nuestra respiración.

Con mucha practica podemos lograr nuestro objetivo de meditación!

Escribe un Comentario

Artículo anterior:

Siguiente artículo: